Tribunal en Camboya confirma cadena perpetua por genocidio contra dirigente de jemeres rojos

Tribunal en Camboya confirma cadena perpetua por genocidio contra dirigente de jemeres rojos

El tribunal especial de Camboya para juzgar los crímenes de los Jemeres Rojos confirmó este jueves (22.09.2022) la cadena perpetua por genocidio contra el antiguo presidente del régimen comunista Khieu Samphan, la última decisión de esta instancia respaldada por la ONU.

La instancia determinó que el hombre de 91 años también es culpable de múltiples crímenes contra la humanidad, como asesinatos, esclavismo, matrimonios forzadas y violaciones, y que "tenía conocimiento directo de los crímenes y compartía la intención de cometerlos con los otros participantes de la empresa criminal común".

La dictadura ultramaoísta es acusada de matar a unos dos millones de personas entre 1975 y 1979.

Samphan, el último dirigente de los jemeres rojos con vida, acudió en silla de ruedas al juicio y escuchó con auriculares las dos horas y media de lectura de la sentencia.

El antiguo presidente del régimen, dirigido en la práctica por Pol Pot, había apelado la condena a cadena perpetua dictada en 2018 por este tribunal mixto dedicado a estudiar el genocidio en Camboya.

Previamente ya había sido también condenado a cadena perpetua en 2014, una sentencia ratificada en apelación en 2016, por crímenes contra la humanidad por la evacuación forzada de habitantes de Phnom Penh.

Este es el último caso del tribunal para el genocidio camboyano, una corte híbrida respaldada por la ONU, que deberá disolverse antes de tres años una vez terminado el trabajo de archivo.

El balance de esta corte es discutido. Con un costo de más de 330 millones de dólares, solo ha sentenciado a tres dirigentes de los jemeres rojos, aunque su trabajo ha servido para redinamizar la reconciliación nacional.