La nueva Liga de Campeones antepondrá el "mérito deportivo" a los beneficios, según la UEFA

La nueva Liga de Campeones antepondrá el "mérito deportivo" a los beneficios, según la UEFA

La Liga de Campeones se renueva con el objetivo, según la UEFA, de anteponer el mérito deportivo frente a los beneficios económicos. El presidente de la UEFA arremetió contra el plan de la Superliga de equipos como el Real Madrid, Barça y Juventus. Dijo que fue un intento de "un puñado de oligarcas y aristócratas" de pisotear los valores del fútbol y de la sociedad europea.

"Amigos míos, cuando la UEFA se pone de acuerdo -con sus asociaciones miembro, sus clubes, sus ligas, sus jugadores, sus entrenadores, sus seguidores, sus socios comerciales y televisivos, el COI, Bruselas y todos los gobiernos europeos- para oponerse a un plan arrogante y despectivo ideado por un puñado de multimillonarios que no pueden aceptar el concepto de que en el campo de fútbol, como en la vida, puedes perder contra alguien que es más pequeño que tú. También en este caso, el fútbol sale ganando".

Para 2024 han reducido los partidos de la fase liga para mejorar el calendario de los clubes y que siempre jueguen los mejores. También han ampliado los equipos participantes de 32 a 36. Además se cambia el criterio para las plazas de reserva en lugar del rendimiento histótico el método de clasificación premiará a los países con más éxito en los últimos tiempos en el fútbol europeo.

Ceferin también agradeció a los clubes y asociaciones que mostraron solidaridad con Ucrania y sus futbolistas y justificó como un acto necesario las sanciones adoptadas contra Rusia.

"Cuando UEFA impone sanciones sin precedentes, el fútbol está tratando de hacer su pequeña contribución a la sociedad y a los líderes de Europa en su lucha por la paz en nuestro continente", dijo.

La FIFA y la UEFA decidieron el 28 de febrero de forma conjunta suspender a todas las selecciones nacionales y clubes rusos para participar en las competiciones de ambas hasta nuevo aviso, lo que implica la exclusión de Rusia del Mundial de Qatar 2022, para el que debía jugar la repesca.

La UEFA cambió la sede de la final de la Liga de Campeones de San Petersburgo a París y puso fin a su asociación con Gazprom, la compañía energética rusa, en todas las competiciones, a la que estaba vinculada desde 2012